El Azul entre el Cielo y el Agua

Reflexiones

Éste libro me encontró a mí, porque desde el primer momento que lo vi su título me atrapó, al igual que su sinopsis. En el pasado he leído sobre el oriente, pero casi nada sobre el conflicto de los palestinos y la franja de Gaza, sólo lo que leo de noticias he historia. He aquí una novela que te transporta a un mundo distante, pero a la vez tan cercano por los sentimientos que logra transmitirte, como el amor, la familia, la lealtad y la magia. Una apasionante historia que te llevará a vivir desde conflictos políticos y religiosos, hasta el amor y la magia en una simple familia.

Sobre la autora Susan Abulhawa

Me parece interesante que hablemos brevemente sobre ella, ya que como uno de los personajes de esta novela, Susan también nació en una familia de refugiados palestinos, por el conflicto de 1967. A la edad de 5 años fue enviada a Estados Unidos a vivir con un tío y terminó viviendo con varias familias palestinas, de acogida y en orfanatos. Logró estudiar biología y neurociencia, para terminar en el periodismo y escribiendo novelas. Fundó “Playgrounds for Palestine” una ONG que  construye zonas de juego a los niños palestinos, en campos de refugiados.

susan-abulhawa

Entendiendo la experiencia de vida de Susan Abulhawa, podemos llegar a imaginar cómo se inspiró para poder escribir la novela de la que estamos hablando el día de hoy. Es verdad que la vida nos marca a cada uno, y cuando se escribe también se escribe sobre las experiencias de vida. Directa o indirectamente el pasado se asoma y es como si fuera una autobiografía, una historia basada en hechos y vivencias personales, o pensamientos e ideas propias, así vemos que la vida no pasa en vano, sino que deja una profunda huella en todos.

Un poco de la trama

La historia gira entorno de la familia Barka entre los años de 1947 hasta el presente.   La familia vivía en un pueblo en Palestina, llamado Beit Daras. Estaba formada por la matriarca llamada Um Mamdouh, la cual criaba a sus hijos sola a falta de un esposo. Era conocida como “la loca del pueblo”, porque podía hablar con seres invisibles, sin embargo acabó ganándose el respeto de su gente. Tenía dos hijas y un hijo: la pequeña era Miriam, también con dones especiales y hablaba con un amigo imaginario llamado Khaled, quién le enseñó a leer y escribir junto al río. Otra hermana, era Nasmiyeh quien se casó y posteriormente formó una familia. Al igual que el hermano mayor llamado Mamdouh.

La vida apacible que llevaban en Beit Daras se vio interrumpida por un ataque de las tropas sionistas, y se vieron obligados a huir a la frontera de Gaza como refugiados- En el camino viven situaciones de riesgo, entre ellas Miriam se queda en el camino y su hermana Nasmiyeh regresa por ella, pero no logra evitar una tragedia que los marcará para siempre.

Es así como la familia termina viviendo en la frontera de Gaza. Nasmiyeh se casa y forma una familia, entre ellas está su nieto Khaled, el cual queda sumido en un sueño profundo, esto provocado por un ataque israelí. Khaled en sueños visita a su tía abuela Miriam, se reúnen cada día en la orilla del río de Beit Daras, en donde le enseña a leer y escribir.

_mar-azul

Por otro lado, el hijo mayor Mamdouh se va a Egipto a trabajar como apicultor y se casa con Yasmine. Ambos, posteriormente se van a vivir a Estados Unidos y tienen un hijo, el cual les da una nieta llamada Nur. Ella crece sin su padre, porque él fallece en un trágico accidente,  y sin el amor de su madre. El único que le habla de sus orígenes y la ama incondicionalmente es su abuelo Mamdouh, quien sueña con llevarla de regreso a Gaza. Sin embargo, Nur pasa por distintas pérdidas entre ellas la de su abuelo y así,  ese destino se cumple hasta que Nur es adulta.  El destino la lleva a trabajar como voluntaria en la frontera de Gaza y a reencontrarse con sus raíces y su familia.

Una novela que recomiendo leer con una mente y un corazón abiertos, porque la magia a y la tragedia tocarán cada palabra que leas.

 

Advertisements