La Caída De Cobra, una novela sobre las cárceles mexicanas.

El presente libro llegó a mis manos como un auto regalo en uno de mis paseos por  El Sótano.  ¿Por qué lo elegí? como algunos sabrán estudié Filosofía en el Iteso, y el autor del presente libro José Miguel Tomasena fue mi maestro, en las materias de Literatura y posteriormente en un Taller de Escritura Creativa, así que siempre genera curiosidad leer obras nuevas y frescas y más viniendo de maestros que tienen una carrera por delante.

Conociendo a Tomasena

José Miguel Tomasena nació en la Ciudad de México en 1978,  estudió Filosofía en el Iteso (Guadalajara), un master en Creación Literaria (Madrid) y tengo entendido que actualmente está estudiando en Barcelona y haciendo una investigación sobre booktubers (bastante interesante, pueden encontrar sus videos en YouTube).

Fue reportero para el Público y editor de la revista Magis del Iteso, así como profesor universitario. Ganó el Premio de Bellas Artes de Cuento de San Luis Potosí  con ¿Quién se acuerda del polvo de la casa de Hemingway. Hoy hablaremos de su primera novela publicada por la editorial Tusquets,  titulada: La Caída de Cobra, novela que fue inspirada por su experiencia como voluntario en la cárcel de Puente Grande. Pueden encontrar más información en su página: http://jmtomasena.com/jose-miguel-tomasena/

tomasena

Primeras impresiones

La Caída de Cobra es una novela negra que sumerge a los lectores en un mundo real y cruento. Un mundo en donde vemos sin tapujos al sistema carcelario mexicano: en el que reina la  impunidad y la ley del más fuerte, en donde la corrupción está al alcance de todos y el más débil termina perdiendo, en donde el gobierno no ocupa ningún puesto más que el de hacer la vista gorda y voltear la mirada.

La narración es directa y pulida, una narración que me sumergió en la trama y me atrapó; también, me dejó reflexionando por más tiempo que en lo que me llevó su lectura. Libro formado por un poco más de 150 páginas, hojas que te harán preguntarte ¿Por qué el sistema no ha cambiado? y en el mismo lapso encontrarás una respuesta dolorosa.

Un poco de la trama

La vida dentro de la prisión está regida por el autogobierno encabezado por La Bola, un preso del penal, pero no uno más, sino el encargado de mantener a raya los robos, asesinatos y fechorías. Pero principalmente de cobrar cuotas, venganzas y dirigir el comercio de drogas. Claro está que como todo jefe tiene a un grupo de presos que trabajan para él, entre ellos está el Cobra.

Cobra temido por muchos, era el cobrador que “se ganaba la vida colectando deudas, imponiendo la ley, alineando a los pasados de verga” (Tomasena, 2016, p.17). Pero un día todo se voltea y Cobra cae en picada del puesto que sentía seguro, porque hacía lo que le decían y lo hacía bien, hasta ese día en el que un encargo se le salió de las manos y alguien tuvo que pagar por los platos rotos.

Es aquí cuando la historia nos va develando los más obscuros temores del Cobra. Su vida corría peligro, ya que era un reo con un gran número de enemigos que se había ganado cuando tenía el control. Los celadores no lo podían salvar, nadie podía sacarlo del infierno en el que el sistema lo había introducido.

Una historia que va evolucionando y donde incluso el fanatismo religioso es introducido con el Oscuro, un personaje que fue nombrado cuando lo sentenciaron por los cristianos como el hijo de Satán, por ser el líder de una secta de secuestradores “satánicos”. Él se vuelve importante en la vida de Cobra y lo lleva al mundo del lenguaje bíblico, de ritos y limpias.

Cobra sufre una serie de transformaciones que serán capaces de ver gracias al narrador que cuenta “las cosas muy cerca de la conciencia de cobra, pero que al mismo tiempo pudiera contar lo que cobra no puede ver, […] sus puntos ciegos […]” (Entrevista con http://www.sinembargo.mx/12-06-2016/3052740).  Llevándonos así a un final que sólo ustedes podrán descubrir.

cárcel

Reflexiones Finales

Una novela que no pueden dejar de leer, porque creo que es importante que no olvidemos el sistema que hemos creado y que permitimos que siga creciendo. Ésta novela es todo lo contrario a las novelas y series mexicanas que ponen a los delincuentes o narcos como héroes.  Es una novela que nos presenta sin juicios ético o morales la situación de los presos, sus actos y errores, para que tú llegues a tus propias conclusiones.

En realidad yo poco sabía sobre las cárceles mexicanas, solo lo que había leído en los periódicos o visto en el largometraje Presunto Culpable. También es sabido que hay impunidad y que en lugar de reformar a los “delincuentes” salen con una nueva escuela, si es que salen, y si entraron siendo “inocentes” salen siendo “delincuentes” recordando el dicho popular: “las cárceles son escuelas para delincuentes” o “las cárceles son para los pobres”.

Un libro que nos presenta una fresca perspectiva y una interesante trama con personajes que están presentes en cada penal del país, porque en todos los penales hay un Cobra, un Bola, un Oscuro y un gobierno. Una trama que me sacó del confort de las novelas que tanto abundan, llenas de héroes y villanos.

motines carceles.jpg

Advertisements

El Murmullo de las Abejas

Recuerdo que leí esta novela de Sofía Segovia el año pasado, gracias al club de libro en el que estoy. Me encantó su narración mágica, fluida y dulce. Ya que “El murmullo de las abejas huele a lavanda, a ropa hervida con jabón blanco, a naranjas y miel: una historia impredecible de amor y de entrega por una familia, por la vida, por la tierra y por un hermano al que se ha esperado siempre, pero también, la de una traición que puede acabarlo todo.”

686

Esta novela me transportó a mi infancia, porque yo, al igual que los personajes, crecí en una hacienda mexicana del siglo XIX. En donde por la mañana me despertaban los “murmullos” de los pájaros, caballos, borregos y gallos, así como por las noches, me arrullaba con el viento de los árboles, el cantar de los insectos y de las lechuzas. Evocaciones de olor a campo,  de frutos, a antiguo, a café con leche y pan dulce; recuerdos a los que la narración de la autora me transportaron y de seguro te transportarán, aunque no los hayas vivido, te harán recrearlos en tu corazón. Novela, situada en la hacienda La Amistad, y ambientada en el año de 1910 en Linares, México. La reforma agraria está presente como de fondo, y la trama principal gira en torno a una familia: los Morales.

panal de abejas

Sofía Segovia hace uso del realismo mágico en varios momentos de la novela y es lo que hace que ésta sea evocadora y nostálgica. Es un realismo mágico distinto al de Juan Rulfo, aunque puede llegar a recordarnos a Isabel Allende o a Gabriel García Márquez. El personaje principal llamado Simonopio, no habla, pero escucha lo que los demás no pueden oír, él, tiene una manera muy particular de comunicarse, principalmente con las abejas, que son sus aliadas. La narración gira en torno a dos voces, una tercera persona que guía la trama, y la voz del hijo menor de los Morales, que enlaza el presente con el pasado, evocando sus recuerdos.

Simonopio llegó a la familia Morales una mañana de octubre, gracias a la nana Reja. Ella después de años de haber sido nodriza de la familia, por su avanzada edad, se la vivía en una mecedora. Sin embargo una mañana desapareció, para ser encontrada tirada en el campo, con dos bultos en los brazos: uno era un panal de abejas y otro era Simonopio, que para susto de los peones había nacido con labio leporino.

naranjas y abejas

La familia Morales, formada por Francisco y Beatriz, sus hijas y el hijo menor, adoptan a Simonopio, sin saber que sus vidas cambiará para siempre. Ya que Simonopio es un niño “mágico” por así decirlo, que se la vive rodeado de naranjas y abejas. Todos llegan a acostumbrarse a la dulce visita de sus amigas, que llegarán a salvarlos de algunas tragedias, y vivirán juntos diferentes situaciones de la vida. Ésta trama es la que te motivará a terminar el libro y querer seguir leyendo más sobre abejas y miel.

Porque el murmullo de las abejas es real para Simonopio y las abejas le susurran secretos que sólo él puede entender. Una historia que recomiendo ampliamente, ya que es una lectura fácil de llevar, y que te deja con olores puros de campo, así como de lugares repletos de sueños e historias.

sofia segovia

INFIEL

Autora: Ayaan Hirsi Ali

Este libro llegó a mis manos como un regalo de mi papá, diciéndome que la mayor lección de vida la puedo aprender a través de los libros y de éste libro en especial, que es la autobiografía de una mujer que luchó por su derechos. Mi papá siempre me ha motivado a hacer realidad mis sueños, a seguir mi corazón, a estudiar filosofía, a leer, a viajar y sobre todo a aprender de mis errores; al igual que mi mamá, mi mayor porrista, amiga,  apoyo y amor incondicional.

Si lo comparamos con  el padre y la madre de Ayaan la autora de este libro, nos encontramos con un mundo totalmente diferente. Ella tuvo una familia fruto de la sociedad musulmana. Era obligada a rezar por la muerte de los judíos y los ateos, a hacer tareas domésticas so castigo de palizas interminables, al matrimonio sin consentimiento y por obligación, así como a la obediencia sin razón y a la enseñanza que la mujer solo viene a este mundo a traer hijos. Ayaan explica: “[…] el islam era como una jaula mental. Primero, cuando abres la puertecilla, el pájaro enjaulado permanece dentro: tiene miedo. Ha interiorizado su cautiverio. El pájaro necesita tiempo para mentalizarse y escapar, por mucho que alguien haya abierto la puertecilla de la jaula.” (Ayaan Hirsi Ali, Infiel, Debolsillo, México, 2009, p.366)

El libro que es la historia de vida de Ayaan, se encuentra dividido en dos partes: “Mi infancia” y “Mi libertad”. La primera parte es una narración sobre su nacimiento en Somalia, sus primeros años de vida hasta su juventud en Arabia Saudí, Etiopía y Kenia. Son sus recuerdos personales, su relación con su familia y  clan, así como, su crianza bajo el islam y la sumisión total en la era forzada a vivir. La segunda parte es cuando logra escapar, gracias a su valentía y al siempre preguntarse sobre todo lo que le enseñaban y no aceptarlo como palabra absoluta. Quedando como refugiada en Holanda, donde su mundo se abre por completo y tiene la oportunidad de ser “libre” de decir lo que piensa, de estudiar Ciencias Políticas e incluso de formar parte de la política.

Por buscar su libertad, tuvo que renunciar a su familia y se convirtió en enemiga del islam y por lo tanto su vida está en peligro. Ella escribe “Vine a Europa en 1992, cuando tenía veintidós años, y fui elegida diputada al Parlamento holandés. Hice una película con Theo (Van Gogh) y ahora convivo con guardaespaldas y circulo en coches blindados. […]”(Ayaan Hirsi Ali, Infiel, Debolsillo, México, 2009, p.12-13). Finalmente debido al asesinato de Theo Van Gogh y problemas con su ciudadanía holandesa, Ayaan terminó trasladándose a Estados Unidos.

Infiel, un libro que tocó hasta la fibra más profunda de mí ser. Nos enseña que nada es imposible, si se tiene voluntad y corazón se pueden lograr todos los sueños. Me dejó que aún hay mucho por avanzar en este mundo y que la fe ciega nos lleva a la destrucción, así como, la igualdad y los derechos en muchos países, es un privilegio más que una obligación.

EL TESTIGO INVISIBLE

Autora: Carmen Posadas

Esta novela me la topé hace tiempo, en uno de mis frecuentes paseos por las librerías (porque si he de querer realizar alguna actividad de ocio, mi favorita es caminar por las librerías y bibliotecas) en donde me dedico a descubrir novedades o libros olvidados, así como escuchar críticas y recomendaciones. Es así como llegó a mis manos El testigo invisible, una novela por Carmen Posadas, escritora uruguaya de nacimiento, residente de España. En realidad no había leído nada de ella, pero con esta novela se gana mi entusiasmo por seguir leyéndola.

La trama gira en torno a la narración de los recuerdos de Leonid Sednev que trabajó como  water baby, que era un pequeño deshollinador imperial, los water babies eran llamados así por la influencia de un cuento de hadas europeo que narra la vida de un pequeño deshollinador, y tenían que ser pequeños para poder pasar por todos los conductos del palacio imperial y chimeneas. Es así como Leonid se convierte en un testigo invisible de los últimos días de la familia imperial rusa, espiando en un principio a través de las rendijas de los conductos y finalmente como pinche de cocina y sirviente. Situando la trama a partir del año de 1912, y durante la revolución bolchevique, hasta la noche del 17 de julio de 1918. Mucho se ha dicho de cómo fue el fin de la dinastía Romanov, así como  lo que sucedió en esos días turbulentos y el papel de jugó Rasputín.

Es ahí donde Leonid juega un papel importante y Carmen Posadas gracias a su personaje principal, nos lleva a través de la historia Rusa. En un principio nos encontramos a un Leonid ya anciano que quiere dar su versión final de los hechos y nos trasladamos a su juventud para poder ser también testigos de la trama. Porque así es cómo me sentí al ir adentrándome en la novela, como una testigo más, una testigo del zar, la zarina y las duquesas entre ellas Anastasia y María, así  como de Rasputín y los salones de San Petersburgo; pero también testigo del poder, de la riqueza, de la desigualdad, de los engaños y atrocidades humanas, así como del amor y la desesperanza. La novela provocó en mí distintos sentimientos, como nostalgia y anhelo por el pasado y la historia, así como tristeza; pero también comprensión del mundo de los trabajadores y el ansía de igualdad, equidad y justicia; conceptos idealizados y difíciles de llevar.

Una lectura recomendada, que aunque se han escrito muchas cosas sobre la familia Romanov, y la Rusia de Zares, esta novela te ofrece un enfoque fresco y desde una perspectiva distinta; atrapándote en su trama en este maravilloso mundo. Y sin más me despido con la carta de Rasputín a Nicolás II, antes de su muerte:

“Sé que partiré antes del 1 de enero. Si muero a manos de mis hermanos los campesinos rusos, nada habréis de temer, y vuestro linaje reinará por cuatrocientos años. Pero si son vuestros parientes ricos quienes procuran mi muerte, ni vosotros ni ninguno de vuestros cinco hijos me sobrevivirá más de dos años. Moriréis a manos del pueblo de Rusia. […].”

Juan Rulfo

En el pasado había leído algunos cuentos de Juan Rulfo, primero porque es un escritor mexicano, en específico de Jalisco y segundo porque muchas personas me decían que su lectura era imprescindible. Sin embargo no me había dado la oportunidad de leerlo desde su contexto, es decir, gracias a un taller literario dirigido por Yolanda Zamora, al cual estoy  asistiendo, he tenido la oportunidad de reflexionarlo: de entender quién es Juan Rulfo, el por qué escribió lo que escribió y saborear sus palabras.

Juan Rulfo fue un escritor latinoamericano del siglo XX, conocido principalmente por haber escrito “El Llano en llamas” y “Pedro Páramo” entre otros. Sus obras nos remiten principalmente a la muerte, como consecuencia de su historia de vida, que es la muerte de su padre y su madre a temprana edad; así como a  la situación tanto política y social que pasaba el país (mediados del siglo XX) dentro del contexto pos- revolucionario. Juan Rulfo, no es un escritor que necesite novelas extensas y de muchas palabras, sino que logra transmitir en pocas palabras un mundo lleno de sentimientos. En lo personal leerlo me transporta a un lugar lleno de sentimientos, de nostalgia, de sarcasmo, de ironía y principalmente al campo, porque él se inspira en el campo y en los recuerdos que tiene de su infancia y adolescencia.

El “El Llano en llamas” está compuesto por 17 cuentos; hoy mencionaré dos: “¡Diles que no me maten!” Y “Nos han dado la tierra”. En “Nos han dado la tierra” Juan Rulfo habla de las promesas revolucionarias  incumplidas (repartición de tierras, búsqueda de igualdad, fin de la dictadura, etc.) en donde un grupo de campesinos se encuentra vagando en un llano, un lugar árido donde supuestamente tienen que sembrar y es la tierra que les tocó para trabajar; nadie, mucho menos el delegado escucha sus quejas. Les transcribo un párrafo que describe claramente la situación: “Se le resbalan a uno los ojos al no encontrar cosa que los detenga. Sólo unas cuantas lagartijas salen a asomar la cabeza por encima de sus agujeros, y luego que sienten la tatema del sol corren a esconderse en la sombrita de una piedra. Pero nosotros, cuando tengamos que trabajar aquí, ¿qué haremos para enfriarnos del sol, eh? Porque a nosotros nos dieron esta costra de tepetate para que la sembráramos.”(Juan Rulfo, El llano en llamas, Ed. RM y Fundación Juan Rulfo, México, 2016,p.9)

En “¡Diles que no me maten!” habla de un campesino que se la pasó toda la vida huyendo de un asesinato que cometió, asesinato desencadenado porque su compadre (el finado) no dejó que el ganado del campesino entrara a pastar a sus tierras. Es un cuento donde la muerte se hace presente en todo momento, y cómo el campesino huye toda la vida de esta, pero termina por no vivir la vida, por pasársela todo el tiempo con el hacha al cuello. Así mismo, habla, de cómo la venganza en muchas ocasiones corroe toda una vida y que tarde o temprano nuestras acciones terminarán teniendo consecuencias.  Juan Rulfo nos remite a parte de su vida, en cómo su padre murió por el mismo problema y cómo muchas veces él se llegó a sentir, describiéndolo en el personaje del Coronel que mandó buscar al campesino para fusilarlo; “Esto, con el tiempo, parece olvidarse. Lo que no se olvida es llegar a saber que el que hizo aquello está aún vivo, alimentando su alma podrida con la ilusión de la vida eterna. No podría perdonar a ése, aunque no lo conozco; […]. No puedo perdonarle que siga viviendo. No debía haber nacido nunca.” (Juan Rulfo, El llano en llamas, Ed. RM y Fundación Juan Rulfo, México, 2016,p.96)

En conclusión leer a Juan Rulfo será todo un viaje al pasado y al presente al mismo tiempo, una lectura que está de más recomendarla.

LA LISTA DE OFENSAS

Autora del libro: Dilruba Z. Ara

Inicié  a leer este libro en un principio por recomendación, pero lo seguí leyendo porque me hizo reflexionar muchas cosas, es un libro que aunque esté situado a mediados del siglo XX, sigue hablando sobre situaciones actuales. Así mismo es una novela que evoca distintos sentimientos: desde añoranza por el hogar de la niñez, el amor a la naturaleza, recuerdos de ríos y a peces plateados.

Es una novela inspirada principalmente en las mujeres; mujeres bajo las tradiciones y costumbres de un pueblo musulmán en Bangladesh (país vecino de India); la trama se centra en Daría, una niña deseada por sus padres Jharna Begum y Azad Chaudhury, que después de tener puros hijos lograrán  traerla al mundo gracias a la ayuda de la magia y el amor.  Después de una serie de eventos extraños desde su nacimiento, como nacer con el pelo plateado y una inundación que asola a su pueblo, llega a sus vidas un niño de nombre Mizan, que desempeñará un papel importante en la vida de todos.  Ahora bien, Daría al verse envuelta en matrimonio con Ali Baba de un pueblo “moderno” tendrá que luchar consigo misma y con lo que su familia le enseñó desde que era niña.

Es este punto, lo interesante del libro, es decir, la lucha interna que vive una mujer, entre defender su honor, lo que cree y el comportarse como sus tradiciones y costumbres  mandan; es decir, la lucha entre lo que quiere, contra  lo que tiene que hacer, porque la sociedad lo dicta. El “tener” que estar bajo la tutela y el mandato de un hombre, contra el ser libre y feliz. Por eso digo que es un tema actual, que aún muchas mujeres viven bajo la tutela y regla de una sociedad que se impone desde su nacimiento. Así mismo, es una crítica a la religión llevada a los extremos y el machismo, que no sólo existe en el oriente sino también en el occidente. Una lectura muy recomendable y amena.