A la hora de las Brujas, LA LUNA. De Yolanda Zamora

“Confieso tener tratos con los demonios de las letras.

Confieso que he leído desde niña, seducida por el aenigma que se oculta entre los signáculos que, como negras y misteriosas huellas de pájaro, danzan en las páginas. Quise aprender –Aracné cautiva – a tejer y a destejer el lenguaje, a inventar ficciones como forma de libertad, a asumir mis demonios internos… y ahora comparto el lienzo en donde se plasman bestiarios y prodigios.”

Sobre el “Auto Inquisitorial”

Así inicia éste maravilloso libro que llegó a mis manos como regalo. Empieza con un “Auto Inquisitorial”, en el que descubrimos que lo que encontraremos en las siguientes páginas serán mitos griegos y hebreos, leyendas y demonios, magia y brujas, pero sobre todo “Lunas” y mujeres libres y hermosas, de cabellos largos, pinturas compuestas por palabras. Un libro formado por una serie de cuentos, de relatos, escritos por la Doctora en Filosofía y reconocida periodista jalisciense, Yolanda Zamora, que aparte de sus estudios, cuenta con una gran carrera en distintos ámbitos culturales, así como premios y reconocimientos a su obra y trabajo, apostando siempre por la educación.

Un poco del libro, brujas y sobre todo lunas

El libro está dividido en capítulos formados por el ciclo lunar, encontrándonos con: la Luna Nueva, Luna Creciente, Medialuna, Luna Menguante y Plenilunio. Así, cada capítulo “lunar” contiene una variedad de cuentos, que abordan distintos temas, llevándonos a un mundo de tramas ricas en contenido.

calendario-lunar

Lo que más llamó mi atención fue la riqueza en vocabulario, así como la prosa fluida, y el estilo cuidadoso y minucioso. Es importante señalar que algunos cuentos tienen una historia de fondo, es decir, están relacionados con algún mito, leyenda o poema, pero están tomados desde otra perspectiva, deconstruídos y enriquecidos. Para apreciar este contexto, es necesario tener un bagaje cultural, que de seguro tienen todos los amantes de los libros. Así mismo estos cuentos nos recordarán al realismo mágico, tan presente en los escritores jaliscienses.

Así, nos encontraremos con cuentos que….

Nos llevarán de la mano de Columba, un hermoso cisne: una niña que amaba leer El Principito y que su Nana le preparara elotes tiernitos. Descubriremos cómo ser auténticos, y vislumbraremos cómo aprendió a abrir sus alas para levantar el vuelo.

Cuentos que…

Nos llevarán a conocer a “Leonardo el nubero”, que podía curar la melancolía por medio de unas gotitas de sudor de nube. El nubero tenía leyenda y su nacimiento era una de ellas e incluso su vida en la montaña. Hasta que un día Néfele, la diosa de las nubes apareció, y otra leyenda nació. Surgiendo así las florecillas azules que encontramos en las caminatas al campo.

nubes y niebla

Cuentos que…

Nos llevarán a descubrir mujeres hermosas y fuertes, acusadas de brujería, su pecado: vivir de manera libre, con las lunas y sin miedo, hechiceras del corazón, por vivir el amor a su manera. Condenadas a la hoguera, porque era el “demonio” a quien seguían. Aunque a su manera eran liberadas, danzando en veleros de vapores grises hasta perderse en el horizonte.

Cuentos que…

Nos llevarán a encontrarnos con un poema griego: la épica de Homero “La Odisea”, en donde de una manera magistral presenciaremos un diálogo entre Circe y Odiseo. Como contexto recordemos que Penélope espera a su esposo Odiseo, el héroe griego, a que regrese de la guerra de Troya junto con su tripulación, para retomar el trono, ya que poseía el título de rey. En su camino a Ítaca, Odiseo tiene que sortear diferentes obstáculos impuestos por los dioses, prolongando su retorno. Se topa con la isla de Circe, una poderosa maga, que retrasa más su regreso a casa, gracias a su astucia, Odiseo no es hechizado, como sus hombres lo fueron que terminaron convertidos en animales. A cambio de la liberación de sus hombres Odiseo termina pasando un tiempo con Circe.

circe y animales

Es aquí donde nos encontramos con el diálogo que aparece en el presente cuento, en donde vemos que aunque Odiseo logró evadir el hechizo, siente que fue embrujado por los cabellos rojos de Circe, y desea permanecer en la isla con ella, para no volver más a Ítaca. Regresará a Ítaca porque así lo dice el oráculo de Apolo en Delfos, pero regresará sin olvidar a “la mujer de sal” y dejando algo más que su pasión.

Cuentos que…

Nos llevarán a descubrir al dios griego del amor y la atracción:Eros. La dulce inocencia de un cuerpo con “olor a naranja-lima”, cautivó a Eros. Él despertó en ella las luciérnagas que revoloteaban en su alma y querían salir, encontró a Psique dormida que adivinó su presencia y quedó con su recuerdo.

Eros_and_psyche_01greek

Cuentos que…

Nos llevarán a encarar nuestro verdadero yo y nuestros más grandes miedos, a enfrentar a la cobra danzarina que nos aterra durante las noches y nos persigue durante el día. Como le pasó a Narda, que se sentía asfixiar por la cobra silbante y resbaladiza. Hasta que un día logra enfrentarla para enfrentarse a sí misma y aceptarse tal cual es. Un cuento que nos invita a reflexionar sobre la vida, en donde la cobra puede ser tu amiga si lo aceptas e incluso puedes llegar a amarla tal cual es, tal cual eres tú misma.

Cuentos que…

Nos llevarán a descubrir el verdadero oficio de Hutzitzilin o Colibrí, en lengua “extraña”: el amor. Y todos respetan su oficio, en el que ella Hutzitzilin, recibe después de las guerras a los grandes caballeros y guerreros, y así suavemente los alegra. Un oficio que con la llegada de los hombres de dios, fue visto como lo peor y relegado al vacío. Un cuento en donde dos culturas chocan para después separarse y finalmente fundirse en la muerte. Pero estemos seguros que Hutzitzilin siempre tendrá un lugar en el lugar de los muertos.

colibri

Cuentos que…

Nos llevarán a bailar bajo la luna, como Matiana, dando vueltas y vueltas con la luz de la luna encima de nosotras y el olor de la albahaca bajo nuestros pies, hasta que finalmente recibiremos el bautizo de la luna llena, para así, protegernos del mal de amores y bailaremos junto con los pájaros al amanecer, volando desnudas.

Cuentos que…

Nos llevarán a caminar en el camposanto, de la mano de dos enamorados. En donde la vida se impondrá y el corazón se romperá. Y así, Graciela esperará como una novia transparente hasta que el destino o la muerte los vuelva a reunir.

panteon-de-belen1

Una invitación a reflexionar bajo la luz de La luna

Como vimos, cada cuento, que faltan muchos por descubrir, nos llevará a un universo lleno de historias complejas y dulces, con tramas y finales inesperados y nos hará reflexionar sobre distintos temas. Pero sobre todo cuentos que nos recordarán a las mujeres míticas y a los bellos poemas. Así mismo cuentos que nos invitan a descubrir cómo era concebido el mundo por nuestros antepasados, y cómo la magia aún habita en nuestros corazones, cuando creemos en los cantos de las sirenas y los viajes a ultramar.

Platicando con Yolanda Zamora

¿En qué momento descubriste tu amor por la escritura y por lo tanto por los libros?

Mi padre tuvo mucho qué ver. Conservo en mis recuerdos más entrañables de infancia, cuando yo tenía cuatro o cinco años, el momento en que él llegó a casa con un enorme paquete, regalo para sus hijas: eran los veinte libros de El tesoro de la juventud, los libros me maravillaron, las ilustraciones, los cuentos… tanto que aprendí a leer aún antes de entrar a la escuela. Como en mi infancia vivíamos en los altos de una librería, con lo que me daban cada domingo, corría a comprar cuentos y más cuentos, y ello marcó mi existencia. Y a partir de entonces seguí leyendo como algo inseparable de mi vida: cuentos, literatura juvenil y luego, la gran literatura universal, latinoamericana y especialmente caribeña. Desde niña también, escribía mis propios relatos y los contaba durante los recreos como si fueran historias reales. Fui niña mentirosilla. Así, he vivido rodeada de libros, y han sido uno de los importantes pilares de mi vida. Antes que escritora soy una gran lectora.

¿Qué representa para ti la escritura?

Escribir es para mí la manera de dar a luz, ordenar y compartir mi mundo interior (de otra manera, me temo, caótico), y recrear el mundo, a partir de mi cosmovisión mítico-mágica de la vida, en la cual el milagro cotidiano es parte de lo extraordinario de vivir.

¿Cuáles escritores o escritoras ha marcado tu vida?

Muchos. Con toda claridad, en mi infancia y adolescencia: Andersen, Perrault, Dumas, Verne … y demás autores clásicos, pero de manera especial Kipling, Rice Burrougs, Hesse y Bradbury, me apasionó la ciencia ficción. Los griegos me cautivaron hasta la seducción. Pero, sin duda, el momento que más me sacudió fue cuando miré hacia la novela telúrica latinoamericana, y más tarde descubrí a Borges, Carpentier y a Cortázar; y el gran momento del realismo mágico: Martínez Sotomayor, Elena Garro, Rulfo, García Márquez… recuerdo cuando leí por primera vez Cien años de soledad pensé: “Este hombre escribe como yo vivo” y me cautivó totalmente y leí todos sus libros. (Tuve la fortuna de calificar en la cátedra Cortázar y convivir tres días completos con García Márquez).  Y luego vino… ¡Saramago! Y me enamoró su estilo y su extraordinario talento.

¿De qué manera tu carrera como periodista ha influido en tu carrera como escritora?

Muchísimo, decididamente. García Márquez (quien fue periodista también como otros grandes literatos), decía que “el periodista debía comunicar la realidad en forma tal que pareciese una ficción, y el escritor aprender a narrar la ficción como si fuera realidad”. Así lo creo. El periodismo me proporcionó el oficio de escribir y a decir lo que tengo que decir, con claridad. Por otra parte, me hizo desarrollar mi sensibilidad hacia el azoro, y descubrir el hallazgo poético en la realidad.

¿De dónde surgió tu pasión por las lunas, las brujas y sobre todo la magia y los mitos?

Esta es una linda pregunta. Resulta que yo viví rodeada de magia. Especialmente mi madre, que era una mujer que poseía una alegría de vivir y disfrutar la vida, sorprendente, y nos la comunicó a sus hijas;  y mi Nana, hija de un pescador y una gitana. Y fue ella, mi Nana, quien me tomó por su cuenta desde niña, me colgó escapularios y abalorios, me enseñó cuando barruntaba lluvia, como prevenir el mal de ojo, y como escuchar los presagios de la naturaleza anunciando sucesos: que si el colibrí, que si la chicharra…  (aunque nunca sucedieran, pero era hermoso imaginarlos), cómo descubrir a las sirenas en medio del mar… y todo esto fue poblando mi imaginación. De este mundo nace la escritora.

¿Cómo describirías tu libro? si tuvieras que hacerlo de manera breve.

“Una serie de cuentos lunares, poblados por nahuales, sirenas, personajes fantásticos y brujas como metáfora de la mujer libre que decide su vida a pesar de la censura social”.

¿De qué manera se hace presente tu vida en este libro? Es decir, ¿cómo te relacionas con él?

Bueno, fue uno de mis primeros libros (ahora reeditado).  Honesto, porque asume, de entrada, el substrato de muchas lecturas deconstruídas y recreadas, como punto de partida. Por otra parte, también suma la vivencia genuina y original que puede enriquecer la historia de una manera nueva, y presenta diferentes formas de narrar, en cada uno de los cuentos.

¿Cuál es el mensaje que quisieras transmitir a los amantes de los cuentos?

Los cuentos existen para atrapar esos momentos de realidad-fantástica que, de otra manera, se desvanecerían. Vale la pena “subirse” a un cuento.

La presencia de las mujeres inteligentes, fuertes, independientes y hermosas es constante, ¿Qué es lo que buscas transmitir?

La realidad.  Creo profundamente en la mujer inteligente, creativa, alquímica… que toma su destino entre sus manos, y lo decide, lo vive, lo sufre, lo disfruta… y lo transforma.

yolanda_zamora

Datos del libro:

Editorial: Puertabierta

¿Donde pueden comprar el libro?

Llega a su domicilio por medio de paquetería, solicitarlo con Consuelo Márquez al: 33 3809- 8451 o por correo al: consuemarios@hotmail.com

Advertisements

Pedro Páramo

Autor: Juan Rulfo

Algunas semanas atrás, realice una reseña de dos cuentos que se encuentran en el Llano en llamas de Juan Rulfo; así mismo, les platiqué que Juan Rulfo es un escritor jalisciense, reconocido a nivel mundial por sus obras. Hace algunos años había tenido la oportunidad de leer a Pedro Páramo y se convirtió en mi novela favorita, principalmente por la presencia de los muertos en el mundo de los vivos, por la presencia de las almas vagando. Sin embargo, gracias al taller de análisis de las obras de Juan Rulfo al que he tenido oportunidad de estar asistiendo, he podido aprender más los recursos que Juan Rulfo utiliza en dicha novela, y uno de ellos y por el cual es mi novela favorita,  es el “realismo mágico”, es decir, la forma en la que está narrada te da la sensación de irrealidad, como si lo real fuera mágico, en el que “los vivos platican con los muertos”.

Ahora bien, para entender un poco la trama, es importante decir que la podemos entender en dos partes, en un inicio,  la historia situada en el mundo de los vivos, en el que se encuentra uno de los personajes principales, Juan Preciado; el cual viaja a Comala, porque le prometió en su lecho de muerte a su mamá llamada Doloritas  ir a buscar a su padre llamado Pedro Páramo y reclamar lo que les pertenecía. Es así como Juan Preciado termina en un pueblo en donde convive con los muertos, aunque en un principio parece que son vivos (es esa la magia de la novela), y donde la intemporalidad se hace presente.

Pedro-paramo-www.trome_.pe_

Por otra parte, presentada de forma laberíntica y  con varios saltos en el tiempo, van apareciendo las historias de todos los que habitaron el pueblo, como  Abundio, el primero que se encuentra con Juan Preciado en el camino, y que luego nos enteramos por Doña Eduviges que está muerto. Así mismo Doña Eduviges que le da hospedaje a Juan la primera noche que está en el pueblo, le dice que su mamá (ya fallecida) se comunicó con ella para avisarle que iba a llegar, pero después desaparece, por lo que nos enteramos que también está muerta.  También se encuentra a Damiana Cisneros quien lo trata de guiar pero también termina desapareciendo, y finalmente se encuentra a una pareja de hermanos que cometieron incesto. Todos estos personajes se presentan de una manera que nos hacen dudar si están vivos o muertos.

Por consiguiente, Juan Preciado termina lleno de miedo, desorientado, temblando y muere por los murmullos, muere en la plaza, tratando de encontrar como dice: la compañía del bullicio de los muertos. Pero la novela no termina, porque después nos encontramos con un Juan Preciado platicando en su tumba junto con Dorotea y escuchando la historia de Susana que está en otra tumba y  la cual era considerada como la “loca”, ella divaga y recuerda a su gran amor  Florencio, así como su sufrimiento porque fue asesinado por su padre, en un ataque de celos.

Ahora bien, otro personaje no menos importante es el de  Pedro Páramo, padre de Juan, que a lo largo de la novela va apareciendo su historia, desde niño, hasta adulto y de su gran amor,  Susana la cual nunca lo amó. Pedro Páramo, es pues,  descrito como un mal hombre, como un “rencor vivo”. El cuál le hizo la vida imposible a la mayoría de los habitantes de Comala, tenía mucho poder ya que era un hacendado dueño de “La media luna” y todo lo que se alcanzaba a ver con la vista. Pedro Páramo tenía un hijo que se llamaba Miguel, el cual siguió los pasos de su padre, y terminó violando a la sobrina del padre Rentería y al hermano de este. Sin embargo el padre Rentería termina perdonando a Miguel porque Pedro Páramo le pago, y no perdona a Doña Eduviges por haberse suicidado, porque no le pudieron pagar sus misas gregorianas para que alcanzara el cielo.

Es así que  Comala, un pueblo en Jalisco, es presentado como un purgatorio, en el que las almas están penando y no se pueden ir. Siguen sufriendo por sus pecados o por los perdones que no recibieron, están en soledad y abandono. Esta es una novela que aborda distintos temas, el más importante es la muerte y la soledad, pero también  temas tabús como el incesto, la violación y el suicido, o temas como el interés económico por parte de la iglesia, en este caso representada por el padre Rentería. Es una novela donde abunda la ambigüedad y en ciertos momentos si no se le prestas la atención adecuada puedes llegar a perderte por los saltos que da en el tiempo, es como ir desenmarañando un laberinto y eso es lo que provoca que sea más interesante de leer y todo un reto y gusto. Espero que los que no la han leído lleguen a poder hacerlo y los que ya, le den una segunda leída teniendo en cuenta lo anteriormente comentado.