Plumas de Tinta y Sor Juana Inés de la Cruz.

Sobre el proyecto Adopta una autora y mi escritora adoptada.

Hace tiempo me encontré este proyecto navegando por internet, que consiste en elegir a una escritora y escribir sobre ella (en mi caso en mi blog) para así  difundir su vida y obra,  durante un periodo de tiempo prolongado. Me pareció una genial idea; primero, porque cuando reflexioné sobre lo que he leído, me di cuenta que he leído más a autores masculinos que a autoras femeninas,  y segundo,  porque podemos  lograr  rescatar sus voces del olvido y darle impulso a las grandes obras compuestas por mujeres. Si les interesa conocer más entren a  Adopta una autora

Mi autora adoptada es Sor Juana Inés de la Cruz, la elegí porque me gustaría tratar de reflexionar sobre una mujer que contribuyó al desarrollo de las letras hispanoamericanas. Aunque han pasado más de 300 años de su muerte, su obra sigue vigente, así como su vida dando de qué hablar.  Lo que he leído de ella he de confesar que es poco, pero suficiente para querer aprender más sobre ella. En el pasado llegué a leer su más célebre poema “Hombre necios que acusáis”, el cual expresa el sentimiento de la época y defiende a la mujer, habla sobre las injusticias a las que está expuesta. En el poema emplea las redondillas (estrofa castellana), y la primera parte va así:

Hombre necios que acusáis

a la mujer sin razón,

sin ver que sois la ocasión

de lo mismo que culpáis.

Otra estrofa del mismo poema habla sobre los prejuicios que caían sobre las mujeres:

Siempre tan necios andáis

que con desigual nivel

a una culpáis por cruel

y a otra por fácil culpáis.

 

Un poco más de la vida de Sor Juana Inés de la Cruz.

Juana Inés nació en México en el siglo XVII, fue una escritora mexicana que se tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos por ser mujer y por estar dedicada a la vida religiosa. Desde niña fue muy inquieta e inteligente, ella misma dijo que aprendió a leer y escribir a la edad de tres años. Estudió filosofía, teología, así como clásicos griegos y romanos. Estuvo en la orden de las Jerónimas, en donde pudo dedicarse al estudio y a la escritura por completo, sin tener compromisos con un esposo o hijos.

Fue apoyada por los Marqueses de Mancera y las Virreinas, con quienes tuvo una estrecha amistad. Escribió bajo encargos y por gusto, llegando a tener una gran biblioteca en su celda. Su repertorio de obras es amplio y varias llegaron a publicarse en su época, tanto en la Nueva España como en Europa. Escribió desde villancicos, coplas, sonetos, obras musicales (porque tocaba instrumentos), poesías, comedias de teatro, romances, opúsculos filosóficos, teología y más.

juana_ines_15 años

Aquí tenía 15 años, antes de entrar a la vida religiosa.

Sobre la “Carta de Sor Filotea de la Cruz” y su respuesta como reivindicación de la mujer.

Como era de esperarse, fue duramente criticada por ser una  mujer pensante y por sus escritos. Principalmente por el obispo de Puebla,  que publica una carta dirigida a Sor Juana, bajo el pseudónimo de “Sor Filotea de la Cruz”, en ella le dice que a pesar de su talento sería conveniente que se dedicara a la vida monástica debido a su condición de mujer, antes que a la de reflexión filosófica, reservada para los hombres. Pareciera un manual de cómo la mujer debería comportarse en un mundo gobernado por hombres.

Sor Juana escribe una respuesta a la carta, en la cual es posible ver su forma de pensar y parte de su vida, así mismo, su gran amor por las letras y el estudio desde pequeña. Escribe  que le era imposible no reflexionar, ya que hasta en las cosas más simples, como la cocina, encontraba la filosofía: “¿qué podemos saber las mujeres sino filosofías de cocina? […]: Sí Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito”.  Llevar a Aristóteles a la cocina demuestra su voluntad e ímpetu por las letras. Para ella no reflexionar y estudiar era algo innato, continuamente sentía  una “compulsión por saber”. Así mismo, habla sobre las mujeres que llegaron a escribir grandes obras y a estudiar, y defiende su condición de mujer, pues dice que el conocimiento “no sólo les es lícito, sino muy provechoso”.  Sin embargo, la carta la afecto bastante y se dedicó al servicio de sus hermanas de claustro, falleciendo atendiendo a las enfermas durante el brote de cólera en 1695.

Sorjuanainesen la cocina

Filosofando con huevos, en la cocina.

 

Algunas de las obras más conocidas de Sor Juana Inés  de la Cruz:

  • Un gran repertorio de poemas: sonetos, redondillas, romances, endechas, liras, glosa, décimas.
  • Los empeños de una casa
  • Amor es más laberinto
  • San Hermenegildo
  • El cetro de San José
  • El divino Narciso

Despedida:

Espero que les haya gustado saber un poco más de la vida de esta escritora mexicana, que se enfrentó a grandes obstáculos en su vida y logró sortear la mayoría. Y para terminar me despido con sus palabras: “Ahora me piden que sea otra de la que soy, que me corte la lengua, que me nuble la vista, que me ampute los dedos, el corazón, que no piense, que sienta más que lo que es menester y propio de una religiosa, de una esposa de Cristo. ¿Quién ha decidido que no pensar es propio de la mujer del Altísimo?”

 

 

 

 

INFIEL

Autora: Ayaan Hirsi Ali

Este libro llegó a mis manos como un regalo de mi papá, diciéndome que la mayor lección de vida la puedo aprender a través de los libros y de éste libro en especial, que es la autobiografía de una mujer que luchó por su derechos. Mi papá siempre me ha motivado a hacer realidad mis sueños, a seguir mi corazón, a estudiar filosofía, a leer, a viajar y sobre todo a aprender de mis errores; al igual que mi mamá, mi mayor porrista, amiga,  apoyo y amor incondicional.

Si lo comparamos con  el padre y la madre de Ayaan la autora de este libro, nos encontramos con un mundo totalmente diferente. Ella tuvo una familia fruto de la sociedad musulmana. Era obligada a rezar por la muerte de los judíos y los ateos, a hacer tareas domésticas so castigo de palizas interminables, al matrimonio sin consentimiento y por obligación, así como a la obediencia sin razón y a la enseñanza que la mujer solo viene a este mundo a traer hijos. Ayaan explica: “[…] el islam era como una jaula mental. Primero, cuando abres la puertecilla, el pájaro enjaulado permanece dentro: tiene miedo. Ha interiorizado su cautiverio. El pájaro necesita tiempo para mentalizarse y escapar, por mucho que alguien haya abierto la puertecilla de la jaula.” (Ayaan Hirsi Ali, Infiel, Debolsillo, México, 2009, p.366)

El libro que es la historia de vida de Ayaan, se encuentra dividido en dos partes: “Mi infancia” y “Mi libertad”. La primera parte es una narración sobre su nacimiento en Somalia, sus primeros años de vida hasta su juventud en Arabia Saudí, Etiopía y Kenia. Son sus recuerdos personales, su relación con su familia y  clan, así como, su crianza bajo el islam y la sumisión total en la era forzada a vivir. La segunda parte es cuando logra escapar, gracias a su valentía y al siempre preguntarse sobre todo lo que le enseñaban y no aceptarlo como palabra absoluta. Quedando como refugiada en Holanda, donde su mundo se abre por completo y tiene la oportunidad de ser “libre” de decir lo que piensa, de estudiar Ciencias Políticas e incluso de formar parte de la política.

Por buscar su libertad, tuvo que renunciar a su familia y se convirtió en enemiga del islam y por lo tanto su vida está en peligro. Ella escribe “Vine a Europa en 1992, cuando tenía veintidós años, y fui elegida diputada al Parlamento holandés. Hice una película con Theo (Van Gogh) y ahora convivo con guardaespaldas y circulo en coches blindados. […]”(Ayaan Hirsi Ali, Infiel, Debolsillo, México, 2009, p.12-13). Finalmente debido al asesinato de Theo Van Gogh y problemas con su ciudadanía holandesa, Ayaan terminó trasladándose a Estados Unidos.

Infiel, un libro que tocó hasta la fibra más profunda de mí ser. Nos enseña que nada es imposible, si se tiene voluntad y corazón se pueden lograr todos los sueños. Me dejó que aún hay mucho por avanzar en este mundo y que la fe ciega nos lleva a la destrucción, así como, la igualdad y los derechos en muchos países, es un privilegio más que una obligación.

Pedro Páramo

Autor: Juan Rulfo

Algunas semanas atrás, realice una reseña de dos cuentos que se encuentran en el Llano en llamas de Juan Rulfo; así mismo, les platiqué que Juan Rulfo es un escritor jalisciense, reconocido a nivel mundial por sus obras. Hace algunos años había tenido la oportunidad de leer a Pedro Páramo y se convirtió en mi novela favorita, principalmente por la presencia de los muertos en el mundo de los vivos, por la presencia de las almas vagando. Sin embargo, gracias al taller de análisis de las obras de Juan Rulfo al que he tenido oportunidad de estar asistiendo, he podido aprender más los recursos que Juan Rulfo utiliza en dicha novela, y uno de ellos y por el cual es mi novela favorita,  es el “realismo mágico”, es decir, la forma en la que está narrada te da la sensación de irrealidad, como si lo real fuera mágico, en el que “los vivos platican con los muertos”.

Ahora bien, para entender un poco la trama, es importante decir que la podemos entender en dos partes, en un inicio,  la historia situada en el mundo de los vivos, en el que se encuentra uno de los personajes principales, Juan Preciado; el cual viaja a Comala, porque le prometió en su lecho de muerte a su mamá llamada Doloritas  ir a buscar a su padre llamado Pedro Páramo y reclamar lo que les pertenecía. Es así como Juan Preciado termina en un pueblo en donde convive con los muertos, aunque en un principio parece que son vivos (es esa la magia de la novela), y donde la intemporalidad se hace presente.

Pedro-paramo-www.trome_.pe_

Por otra parte, presentada de forma laberíntica y  con varios saltos en el tiempo, van apareciendo las historias de todos los que habitaron el pueblo, como  Abundio, el primero que se encuentra con Juan Preciado en el camino, y que luego nos enteramos por Doña Eduviges que está muerto. Así mismo Doña Eduviges que le da hospedaje a Juan la primera noche que está en el pueblo, le dice que su mamá (ya fallecida) se comunicó con ella para avisarle que iba a llegar, pero después desaparece, por lo que nos enteramos que también está muerta.  También se encuentra a Damiana Cisneros quien lo trata de guiar pero también termina desapareciendo, y finalmente se encuentra a una pareja de hermanos que cometieron incesto. Todos estos personajes se presentan de una manera que nos hacen dudar si están vivos o muertos.

Por consiguiente, Juan Preciado termina lleno de miedo, desorientado, temblando y muere por los murmullos, muere en la plaza, tratando de encontrar como dice: la compañía del bullicio de los muertos. Pero la novela no termina, porque después nos encontramos con un Juan Preciado platicando en su tumba junto con Dorotea y escuchando la historia de Susana que está en otra tumba y  la cual era considerada como la “loca”, ella divaga y recuerda a su gran amor  Florencio, así como su sufrimiento porque fue asesinado por su padre, en un ataque de celos.

Ahora bien, otro personaje no menos importante es el de  Pedro Páramo, padre de Juan, que a lo largo de la novela va apareciendo su historia, desde niño, hasta adulto y de su gran amor,  Susana la cual nunca lo amó. Pedro Páramo, es pues,  descrito como un mal hombre, como un “rencor vivo”. El cuál le hizo la vida imposible a la mayoría de los habitantes de Comala, tenía mucho poder ya que era un hacendado dueño de “La media luna” y todo lo que se alcanzaba a ver con la vista. Pedro Páramo tenía un hijo que se llamaba Miguel, el cual siguió los pasos de su padre, y terminó violando a la sobrina del padre Rentería y al hermano de este. Sin embargo el padre Rentería termina perdonando a Miguel porque Pedro Páramo le pago, y no perdona a Doña Eduviges por haberse suicidado, porque no le pudieron pagar sus misas gregorianas para que alcanzara el cielo.

Es así que  Comala, un pueblo en Jalisco, es presentado como un purgatorio, en el que las almas están penando y no se pueden ir. Siguen sufriendo por sus pecados o por los perdones que no recibieron, están en soledad y abandono. Esta es una novela que aborda distintos temas, el más importante es la muerte y la soledad, pero también  temas tabús como el incesto, la violación y el suicido, o temas como el interés económico por parte de la iglesia, en este caso representada por el padre Rentería. Es una novela donde abunda la ambigüedad y en ciertos momentos si no se le prestas la atención adecuada puedes llegar a perderte por los saltos que da en el tiempo, es como ir desenmarañando un laberinto y eso es lo que provoca que sea más interesante de leer y todo un reto y gusto. Espero que los que no la han leído lleguen a poder hacerlo y los que ya, le den una segunda leída teniendo en cuenta lo anteriormente comentado.