El Azul entre el Cielo y el Agua

Reflexiones

Éste libro me encontró a mí, porque desde el primer momento que lo vi su título me atrapó, al igual que su sinopsis. En el pasado he leído sobre el oriente, pero casi nada sobre el conflicto de los palestinos y la franja de Gaza, sólo lo que leo de noticias he historia. He aquí una novela que te transporta a un mundo distante, pero a la vez tan cercano por los sentimientos que logra transmitirte, como el amor, la familia, la lealtad y la magia. Una apasionante historia que te llevará a vivir desde conflictos políticos y religiosos, hasta el amor y la magia en una simple familia.

Sobre la autora Susan Abulhawa

Me parece interesante que hablemos brevemente sobre ella, ya que como uno de los personajes de esta novela, Susan también nació en una familia de refugiados palestinos, por el conflicto de 1967. A la edad de 5 años fue enviada a Estados Unidos a vivir con un tío y terminó viviendo con varias familias palestinas, de acogida y en orfanatos. Logró estudiar biología y neurociencia, para terminar en el periodismo y escribiendo novelas. Fundó “Playgrounds for Palestine” una ONG que  construye zonas de juego a los niños palestinos, en campos de refugiados.

susan-abulhawa

Entendiendo la experiencia de vida de Susan Abulhawa, podemos llegar a imaginar cómo se inspiró para poder escribir la novela de la que estamos hablando el día de hoy. Es verdad que la vida nos marca a cada uno, y cuando se escribe también se escribe sobre las experiencias de vida. Directa o indirectamente el pasado se asoma y es como si fuera una autobiografía, una historia basada en hechos y vivencias personales, o pensamientos e ideas propias, así vemos que la vida no pasa en vano, sino que deja una profunda huella en todos.

Un poco de la trama

La historia gira entorno de la familia Barka entre los años de 1947 hasta el presente.   La familia vivía en un pueblo en Palestina, llamado Beit Daras. Estaba formada por la matriarca llamada Um Mamdouh, la cual criaba a sus hijos sola a falta de un esposo. Era conocida como “la loca del pueblo”, porque podía hablar con seres invisibles, sin embargo acabó ganándose el respeto de su gente. Tenía dos hijas y un hijo: la pequeña era Miriam, también con dones especiales y hablaba con un amigo imaginario llamado Khaled, quién le enseñó a leer y escribir junto al río. Otra hermana, era Nasmiyeh quien se casó y posteriormente formó una familia. Al igual que el hermano mayor llamado Mamdouh.

La vida apacible que llevaban en Beit Daras se vio interrumpida por un ataque de las tropas sionistas, y se vieron obligados a huir a la frontera de Gaza como refugiados- En el camino viven situaciones de riesgo, entre ellas Miriam se queda en el camino y su hermana Nasmiyeh regresa por ella, pero no logra evitar una tragedia que los marcará para siempre.

Es así como la familia termina viviendo en la frontera de Gaza. Nasmiyeh se casa y forma una familia, entre ellas está su nieto Khaled, el cual queda sumido en un sueño profundo, esto provocado por un ataque israelí. Khaled en sueños visita a su tía abuela Miriam, se reúnen cada día en la orilla del río de Beit Daras, en donde le enseña a leer y escribir.

_mar-azul

Por otro lado, el hijo mayor Mamdouh se va a Egipto a trabajar como apicultor y se casa con Yasmine. Ambos, posteriormente se van a vivir a Estados Unidos y tienen un hijo, el cual les da una nieta llamada Nur. Ella crece sin su padre, porque él fallece en un trágico accidente,  y sin el amor de su madre. El único que le habla de sus orígenes y la ama incondicionalmente es su abuelo Mamdouh, quien sueña con llevarla de regreso a Gaza. Sin embargo, Nur pasa por distintas pérdidas entre ellas la de su abuelo y así,  ese destino se cumple hasta que Nur es adulta.  El destino la lleva a trabajar como voluntaria en la frontera de Gaza y a reencontrarse con sus raíces y su familia.

Una novela que recomiendo leer con una mente y un corazón abiertos, porque la magia a y la tragedia tocarán cada palabra que leas.

 

Plumas de Tinta y Sor Juana Inés de la Cruz.

Sobre el proyecto Adopta una autora y mi escritora adoptada.

Hace tiempo me encontré este proyecto navegando por internet, que consiste en elegir a una escritora y escribir sobre ella (en mi caso en mi blog) para así  difundir su vida y obra,  durante un periodo de tiempo prolongado. Me pareció una genial idea; primero, porque cuando reflexioné sobre lo que he leído, me di cuenta que he leído más a autores masculinos que a autoras femeninas,  y segundo,  porque podemos  lograr  rescatar sus voces del olvido y darle impulso a las grandes obras compuestas por mujeres. Si les interesa conocer más entren a  Adopta una autora

Mi autora adoptada es Sor Juana Inés de la Cruz, la elegí porque me gustaría tratar de reflexionar sobre una mujer que contribuyó al desarrollo de las letras hispanoamericanas. Aunque han pasado más de 300 años de su muerte, su obra sigue vigente, así como su vida dando de qué hablar.  Lo que he leído de ella he de confesar que es poco, pero suficiente para querer aprender más sobre ella. En el pasado llegué a leer su más célebre poema “Hombre necios que acusáis”, el cual expresa el sentimiento de la época y defiende a la mujer, habla sobre las injusticias a las que está expuesta. En el poema emplea las redondillas (estrofa castellana), y la primera parte va así:

Hombre necios que acusáis

a la mujer sin razón,

sin ver que sois la ocasión

de lo mismo que culpáis.

Otra estrofa del mismo poema habla sobre los prejuicios que caían sobre las mujeres:

Siempre tan necios andáis

que con desigual nivel

a una culpáis por cruel

y a otra por fácil culpáis.

 

Un poco más de la vida de Sor Juana Inés de la Cruz.

Juana Inés nació en México en el siglo XVII, fue una escritora mexicana que se tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos por ser mujer y por estar dedicada a la vida religiosa. Desde niña fue muy inquieta e inteligente, ella misma dijo que aprendió a leer y escribir a la edad de tres años. Estudió filosofía, teología, así como clásicos griegos y romanos. Estuvo en la orden de las Jerónimas, en donde pudo dedicarse al estudio y a la escritura por completo, sin tener compromisos con un esposo o hijos.

Fue apoyada por los Marqueses de Mancera y las Virreinas, con quienes tuvo una estrecha amistad. Escribió bajo encargos y por gusto, llegando a tener una gran biblioteca en su celda. Su repertorio de obras es amplio y varias llegaron a publicarse en su época, tanto en la Nueva España como en Europa. Escribió desde villancicos, coplas, sonetos, obras musicales (porque tocaba instrumentos), poesías, comedias de teatro, romances, opúsculos filosóficos, teología y más.

juana_ines_15 años

Aquí tenía 15 años, antes de entrar a la vida religiosa.

Sobre la “Carta de Sor Filotea de la Cruz” y su respuesta como reivindicación de la mujer.

Como era de esperarse, fue duramente criticada por ser una  mujer pensante y por sus escritos. Principalmente por el obispo de Puebla,  que publica una carta dirigida a Sor Juana, bajo el pseudónimo de “Sor Filotea de la Cruz”, en ella le dice que a pesar de su talento sería conveniente que se dedicara a la vida monástica debido a su condición de mujer, antes que a la de reflexión filosófica, reservada para los hombres. Pareciera un manual de cómo la mujer debería comportarse en un mundo gobernado por hombres.

Sor Juana escribe una respuesta a la carta, en la cual es posible ver su forma de pensar y parte de su vida, así mismo, su gran amor por las letras y el estudio desde pequeña. Escribe  que le era imposible no reflexionar, ya que hasta en las cosas más simples, como la cocina, encontraba la filosofía: “¿qué podemos saber las mujeres sino filosofías de cocina? […]: Sí Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito”.  Llevar a Aristóteles a la cocina demuestra su voluntad e ímpetu por las letras. Para ella no reflexionar y estudiar era algo innato, continuamente sentía  una “compulsión por saber”. Así mismo, habla sobre las mujeres que llegaron a escribir grandes obras y a estudiar, y defiende su condición de mujer, pues dice que el conocimiento “no sólo les es lícito, sino muy provechoso”.  Sin embargo, la carta la afecto bastante y se dedicó al servicio de sus hermanas de claustro, falleciendo atendiendo a las enfermas durante el brote de cólera en 1695.

Sorjuanainesen la cocina

Filosofando con huevos, en la cocina.

 

Algunas de las obras más conocidas de Sor Juana Inés  de la Cruz:

  • Un gran repertorio de poemas: sonetos, redondillas, romances, endechas, liras, glosa, décimas.
  • Los empeños de una casa
  • Amor es más laberinto
  • San Hermenegildo
  • El cetro de San José
  • El divino Narciso

Despedida:

Espero que les haya gustado saber un poco más de la vida de esta escritora mexicana, que se enfrentó a grandes obstáculos en su vida y logró sortear la mayoría. Y para terminar me despido con sus palabras: “Ahora me piden que sea otra de la que soy, que me corte la lengua, que me nuble la vista, que me ampute los dedos, el corazón, que no piense, que sienta más que lo que es menester y propio de una religiosa, de una esposa de Cristo. ¿Quién ha decidido que no pensar es propio de la mujer del Altísimo?”

 

 

 

 

TOKIO BLUES (Norwegian Wood)

Autor: Haruki Murakami

Inicié la lectura de esta novela bastante tiempo después de que todo mundo hablara de ella, me la encontraba en todas las librerías y ferias de libro, Tokio Blues nadando entre otras novelas de Murakami. Sin embargo terminé leyéndola porque me animé a comprarla en una de mis visitas a la FIL (Feria Internacional del Libro)  y “tenía que leerla” si quería estar al tanto de los autores más influyentes de la literatura japonesa y no me arrepiento. Me encantó porque no es la típica novela de trama de amor y felices para siempre, sino porque es un novela, en mi opinión, que transmite muchos sentimientos a los lectores, sentimientos de fatalismo, depresión, tristeza y nostalgia. Así mismo, nos hace preguntarnos sobre la vida, la muerte y principalmente el suicidio. Sentimientos que la mayoría de las personas queremos evitar a toda costa, y más en el siglo XXI que se le da prioridad a la búsqueda de la felicidad y la comodidad.

Para iniciar la lectura de la novela, les recomiendo que la lean con la canción de Norwegian Wood de los Beatles como de fondo, ya que se darán cuenta que es una canción que aparece en varias partes de la narración, como un fantasma que te lleva a los recuerdos del pasado y te deja con un toque te nostalgia. El personaje principal es Toru Watanabe,  un personaje adulto, que  nos lleva a sus recuerdos de juventud en los años sesenta, recuerdos de la amistad que tenía con Kizuki y la novia de este llamada Naoko; recuerdos que son marcados por el suicido Kizuki, y el quebranto de espíritu de Naoko, que quedó devastada por la pérdida de su “alma gemela” y años previos por el suicidio de su hermana.

Después de cierto tiempo del suicido  de Kizuki, Toru ya de 18 años se va a Tokio a estudiar teatro y a vivir en una residencia, donde todo parece monótono excepto por un malestar civil en el aire y una huelga estudiantil que durará unos días y parece no haber hecho ningún cambio, como una crítica política de fondo, a la situación en Japón. Sin embargo, el reencuentro con Naoko hacen que la vida de Toru gire por una parte entorno a  ella. Aunque, también conoce a Midori, una compañera de clase que es todo lo contrario a la actitud frágil y triste de Naoko; Midori es extrovertida, alegre, inteligente y llena de vida. Así la vida de Toru parece continuar, mientras tiene algunas aventuras con un compañero de residencia llamado Nagasawa, y dedica una parte de su tiempo al estudio, del cual no parece muy interesado y a trabajar en una tienda de discos.

Toru pasa una noche junto a Naoko y se da cuenta que  tiene sentimientos tanto por ella como por Midori. Después de esa noche junto con Toru, Naoko termina en una especie de sanatorio apartada del mundo, en medio de las montañas y de la nada,  debido a su fragilidad mental. Lugar al que Toru va a visitarla en algunas ocasiones y donde conoce a más personas como Naoko, a Reiko, una profesora de música del sanatorio y acompañante de Naoko; formando así una amistad y un intercambio de cartas. Aunque la vida da muchas vueltas y la Toru también.

Es así como Murakami nos lleva a los sentimientos que hablaba en un principio, sentimientos que giran en torno al suicidio, un tema aún tabú en muchos países y que Murakami toca de una manera fuerte pero a la vez sutil, ya que describe el efecto que provoca en los familiares y amigos. Una novela para leer una tarde en búsqueda de todo lo contrario a lo que estamos acostumbrados ¡Vale la pena!

La Templanza

Para iniciar quisiera hablar un poco de la autora, María Dueñas es una escritora española, que se dio a conocer por un libro muy recomendado (posteriormente daré una reseña) que se llama El tiempo entre  costuras, del cual ya hicieron una miniserie bastante interesante y apegada a la novela.

En La templanza, la autora nos introduce a la vida de Mauro Larrea, en la mitad del siglo XIX. El personaje principal es un próspero minero, viudo y con dos hijos, de carácter fuerte y decidido, que de empezar como simple peón termino construyendo un gran patrimonio; todo esto narrado en el México del fin del porfiriato. Después de tomar varias decisiones que lo llevan a la pérdida de gran parte de su fortuna, decide abandonar el país para buscar fortuna en La Habana colonial, una Habana llena de música, ilusiones y gente; de donde por un juego de azar y destino tiene que salir con dirección a Jerez, España. En dicho lugar se encuentra con un mundo de bodegueros y con una propiedad abandona latente  de recuerdos de vino y pasión.  Donde conoce a Soledad Montalvo, una mujer que ante Mauro Larrea se presenta como todo un acertijo y desafío, ella lo envolverá en su vida de una manera intrigante, haciendo una trama interesante y que te hace querer seguir leyendo. Finalmente el desenlace no podía quedarse atrás, ya que es estrambótico e inesperado.